Reiki & Qigong

Tigre Kurama

REIQI

REIKI + QIGONG,  TIGRE Y DRAGÓN SE JUNTAN

Chikung o Qigong, que traducido significa «Trabajo con la Energía», ha demostrado ser  la práctica más eficaz para mejorar, mantener y recuperar la salud, junto al Taichi y al Reiki, aumentando tu nivel de vibración, vitalidad y fortaleza física, mental y emocional.  

Reiki,  que en nuestra escuela significa «Energía del Vacío»  es la mejor práctica actual que enfocada tanto a la Sanación como a tu Crecimiento Personal,  produce el  Despertar Espiritual y además te permite ofrecer terapias y  sesiones de Reiki a otras personas, y  guiar grupos de práctica.

Tras muchos años enseñando Reiki y Qigong por separado, este año hemos creado una forma de conocer ambas artes, metódica, sencilla y eficaz, fusionando Tigre (Reiki) y Dragón (Qigong). 

En el mundo de las artes marciales, muchos saben ya lo que es el arte del Chikung, también llamado Qigong, considerado como una gimnasia energética de origen chino íntimamente vinculada a las artes marciales internas como el Taichi Chuan, cuya práctica permite fortalecer el cuerpo físico a niveles casi inimaginables, desbloqueando articulaciones, tonificando tendones, músculos y ligamentos, desarrollando toda la estructura energética del cuerpo, cultivando el Qi en los Tantien y permitiendo que este fluya por la red de meridianos, mejorando la salud a todos los niveles y por tanto, aumentando la eficacia marcial del practicante.

Son ya muchas las escuelas de artes marciales japonesas, como asociaciones y federaciones de Karate, que ya incluyen ejercicios de Chikung en sus entrenamientos habituales, especialmente gracias a la influencia de los trabajos de Kyusho Jutsu, introducidos en España por varios Maestros y los numerosos seminarios que se vienen realizando en los últimos años.

Sin embargo nos encontramos con un nuevo arte que se ha implantado con gran éxito desde hace unos años en el panorama actual y que aunque a priori parece no tener mucho que ver con las artes marciales, si que tiene mucho que aportar a todos los practicantes marciales, nos referimos a Reiki, un arte que se asocia tradicionalmente a la terapia y la sanación, incluso al crecimiento espiritual, motivo por el cual hasta ahora no se ha conocido en el mundo marcial.

Sobre Chikung, que significa “Trabajo con la Energía”, todos tenemos una ligera idea de lo que es y como se practica, pero ¿Qué es esto de Reiki? ¿para que sirve? ¿cómo se aprende?…y ¿qué es mejor, Reiki o Chikung?…la palabra Reiki por si sola, está muy devaluada y mal considerada, al relacionarse casi al 100% con el mundo de las terapias complementarias y la sanación, siendo usado por entidades y personas que le han dado una imagen de arte esotérica y misteriosa que nada que ver con la realidad y con su origen, surgido en Japón en el año 1922 en el seno de la armada imperial japonesa y de la mano de un practicante de budismo zen y experto en Aiki-jutsu y Yagyu-ryu, llamado Mikao Usui, que parece ser había realizado labores de guardaespaldas de algunos políticos locales, entre otras cosas.

Si en China se usa el concepto de Qi, para definir a la energía vital que anima toda vida, en Japón se usa la palabra Rei para definir un tipo de energía que por un lado, se puede entender como energía yang y por otro lado, como energía pura sin polaridad yin-yang. La palabra Rei significa “vacío” (también cosmos, universo, espíritu, algo misterioso, cortesía…) y la palabra Ki, significa “vapor”, “aliento” “respiración” y es comúnmente aceptado que significa “energía”, por tanto, en nuestra escuela la palabra Reiki se traduce como “energía del vacío”… aunque en muchas escuelas modernas de Reiki lo traducen simplemente como “energía cósmica”.La diferencia entre ambas energías, es que la energía cósmica es yang y la energía del vacío, también llamada energía cuántica, no tiene polaridad, es neutra, 100% luz, siendo el vacío un concepto fundamental en los pilares del budismo esotérico, punto de partida de las teorías Reiki.

Así pues, en Reiki existen dos líneas claramente diferenciadas, por un lado tenemos el Reiki Ryoho, es decir, las técnicas orientadas a la sanación natural propia y de terceras personas. Por otro lado, tenemos un nuevo estilo llamado Reiki Combat – Reiki Jitsu,  el arte de Reiki orientado al crecimiento personal del Reikidoka a todos los niveles, que nos devuelve la esencia original del Reiki Tradicional Japonés, con todas sus prácticas internas, así como toda la espiritualidad y sabiduría interna inherente a las artes marciales y que se ha perdido en gran medida en occidente.

A nivel práctico, tanto Chikung como Reiki sirven para potenciar la capacidad innata del cuerpo humano para almacenar, circular y transmitir las diferentes energías que usamos para existir: yin-yang, wei-qi, ching, qi, shen, zong-qi….y Reiki o Ling-Qi..energía pura, sin polaridad.

Para conseguir esto, tanto Chikung como Reiki nos proponen diferentes ejercicios de toda índole, por un lado fortalecimiento del físico, seguidos de la sanación y entrenamiento de la mente racional y la mente emocional a través de la meditación, para así cultivar el espíritu y permitir que se manifieste el Qi. Tradicionalmente, Chikung ha estado vinculado a las artes marciales y Reiki en occidente, ha estado vinculado a la sanación y la terapia a través de la transmisión de energía a través de las manos.

Sin embargo, debemos saber que también Chikung tiene una parte vinculada a la sanación y se realizan tratamientos de Chikung médico, basados en la transmisión de Qi a través de las manos en determinados puntos del cuerpo humano y que en Reiki, también existen ejercicios de Chikung japonés llamados Kiko, así como proyecciones de energía, trabajo con símbolos, palabras o Kotodama (al estilo del Kiai…), con el objetivo de fortalecer el cuerpo del practicante así como sus puntos vitales y purificar el concepto mente-corazón. En combate, es indispensable tener una mente lúcida, clara y despierta junto a un corazón calmo y bravo al mismo tiempo.

Así pues, vemos que tanto Chikung como Reiki tienen un denominador común: la medicina china. Cuando profundizamos en el estudio de Reiki, sin duda saltamos a China y continuamos con todo el saber ancestral del budismo y el taoísmo alquímico tradicional, al igual que en Chikung.

En Chikung se necesitan muchos años de práctica para conseguir resultados a nivel interno, sin embargo Reiki nos ofrece prácticas tan sencillas como sorprendentes, a través del Reiju o la práctica de “Los Tres Lotos” (creada en Shaolín por el Maestro Bodidharma), que consiguen armonizar y reequilibrar toda nuestra estructura energética en muy poco tiempo de entrenamiento, lo cual si se combina con Chikung, nos ofrece sin duda un tándem muy eficaz del que obtenemos grandes beneficios a todos los niveles en un tiempo record, a condición, por supuesto, de dedicar toda la vida al entrenamiento y la práctica de estas artes, pues no se puede alcanzar una maestría con cursos de fin de semana.

Algunos llaman a Reiki, “el Chikung del vago”, por sus rápidos resultados iniciales, en si Reiki consigue activar y poner a punto toda la estructura energética del practicante, pero después se necesita entrenamiento para mantenerla y mejorar constantemente.

Personalmente no encuentro diferencias entre cuando estoy practicando Reiki Combat – Reiki Jitsu, de cuando realizo una forma de Taichi Chuan,  un ejercicio de Chikung o una aplicación de Krav Magá,  pues en todos los casos la energía se manifiesta a través de mi cuerpo/mente/corazón y la calidad y eficacia de la práctica dependen tan solo del entrenamiento y el enfoque personal que cada uno tiene y sus objetivos.

Considero que Reiki, tanto su versión terapéutica “Reiki Ryoho” como su versión marcial enfocada al crecimiento personal, es un arte aún por descubrir y desarrollar pero que nos ofrece grandes posibilidades para seguir aprendiendo, recuperar la esencia espiritual de nuestras artes marciales y los antiguos secretos del trabajo interior, lo cual nos aportará beneficios a nivel mental/emocional hasta alcanzar el estado de Satori, así como un cuerpo sano, fuerte y relajado al mismo tiempo.

Decidir si es mejor Chikung o Reiki, es una cuestión de gustos y preferencias personales, pero en mi caso, mi opción es practicar las dos artes, pues ambas se complementan perfectamente y en este caso, el nuevo enfoque de REIQI, combinando Reiki y Qigong nos ofrece el equilibrio ideal entre ambas artes.

Como siempre, os invito a probar y experimentar por vuestra propia experiencia los resultados y a partir de ahí, obtener vuestras propias respuestas, repitiendo vuestras, propias y experiencia en este párrafo, para incidir en la idea de que nadie tiene la verdad absoluta, pues cada uno tiene su verdad y por encima de todas las verdades personales, existe la Verdad Suprema Última, que solo se manifiesta a los Despiertos. 

Esta web usa unos pequeños archivos de texto denominados cookies que almacenan información en tu ordenador para facilitar y aprender de tu uso del sitio. Navegar por este sitio implica que aceptas nuestra política de cookies.